Blog Noticias | Ferias Y Eventos | Fique por Dentro

15 octubre 2019

Autoclave Cisa usada en proyectos de la USP asociado con el Instituto Pasteur de Francia.

Con el objetivo de prevenir las epidemias de zika, dengue, fiebre amarilla y la gripe, además de protozoarios como los tripanosomas que causan la enfermedad del sueño, la Universidad de São Paulo (USP), asociado con la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz) y el Instituto Pasteur, inauguró un conjunto de laboratorios de alta tecnología.

Conforme fue divulgado por la prensa, la Plataforma Científica Pasteur-USP cuenta con una estructura única en el país: son 17 laboratorios en un área de 1.700 m2. De ellos, cuatro son de Bioseguridad Nivel 3 (NB-3). Este es el nivel máximo de bioseguridad que tenemos en laboratorios en Brasil (la escala es de 1 a 4).

¿Qué son los laboratorios NB-3?

Los ambientes clasificados como NB-3 realizan trabajos con agentes que pueden causar enfermedades potencialmente letales en seres humanos o animales por vías respiratorias. Estas enfermedades, si se diseminan en la comunidad y en el medio ambiente, representan riesgos y pueden propagarse de persona a persona.

Con el objetivo de proteger a los investigadores que trabajan en estos lugares, así como el medio ambiente en general, existen algunas prácticas de seguridad biológica a ser adoptadas.

Los profesionales de estos laboratorios, por ejemplo, deben usar ropa y equipo de protección personal. Además, como se trata de un local que realiza investigaciones con microorganismos que causan enfermedades graves, debe existir un sistema de descontaminación de todo que entra en contacto con los virus manipulados de forma directa o indirectamente. 

Todos los materiales y residuos deben ser obligatoriamente esterilizados antes de ser desechados y/o retirados del laboratorio. En el caso de la plataforma científica Pasteur-USP, esta descontaminación es hecha por la Autoclave Cisa.

Autoclave Cisa en la Plataforma Científica Pasteur-USP 

Fueron instaladas dos máquinas en aquel local, y Ricardo dos Santos, gerente de nuevos  negocios de Cisa, explica la importancia del equipo:

“En todas las investigaciones con virus, como en el caso de este proyecto de la USP, los microorganismos están activos. Los materiales usados por los investigadores deben ser desechados después de su uso, porque entraron en contacto con los agentes potencialmente peligrosos. Para que los materiales salgan del laboratorio y sean eliminados sin agredir al medio ambiente, y sin representar riesgos para la comunidad, estos deben pasar por una descontaminación”. 

Toda la asepsia de los materiales es realizada por la Autoclave Aquazero. El equipo cuenta con una bomba de vacío al seco, tecnología que dispensa el uso de agua para la generación de vacío. Además, tiene dos puertas: una para la carga – por el cual los investigadores colocan los materiales a descontaminar – y otra para la descarga – para la retirada de los materiales ya esterilizados.

La versión de doble puerta es adecuada para las operaciones de paso entre un sector contaminado y uno limpio, situación que se produce en los laboratorios de este proyecto. Explicación mejor: Mientras que la primera puerta permanece en contacto directo con el laboratorio, la segunda está en contacto con un ambiente limpio.

La puerta secundaria se abre después de terminar el proceso de esterilización, que dura 45 minutos. En esta etapa, los materiales colocados en la Autoclave están libres de los agentes patógenos y pueden ser manipulados y desechados sin contaminar el aire y causar efectos adversos para la salud humana, animal y ambiental. 

La plataforma científica está ubicada en el Centro de Investigación e Innovación Inova USP en Sao Paulo.

Haga un clic en los links abajo y siga las materias sobre el laboratorio divulgado a nivel nacional:

Quer receber nosso conteúdo?
Cadastre-se abaixo

x