Blog Noticias | Ferias Y Eventos | Fique por Dentro

12 julio 2018

Procesos de CME más seguros: conozca el Air Detector

CME - Central de Material y Esterilización - puede ser fácilmente denominada como el corazón del hospital. El raciocinio es simple: los hospitales son lugares donde hay un aglomerado de riesgos para la salud humana, por lo tanto, si los materiales que utilizamos no son debidamente esterilizados, los pacientes serán perjudicados.

Cuando el tema es esterilización de productos para la salud, la ABNT NBR ISO 17665-1:2010 establece los requisitos para el desarrollo, validación y control de rutina en esos procesos. La norma aborda, incluso, un dispositivo proyectado para detectar la presencia de Gas No Condensable (GNC) en cámara de esterilización. ¿Qué dispositivo sería ese?

La pregunta le puede parecer extraña en un primer momento. Sin embargo, a pesar de que la norma brasileña ya cita ese dispositivo, en Brasil eso era algo aún desconocido hasta poco tiempo. Fue Cisa quién cambió ese escenario. Y es esa historia la que queremos contarle aquí.

Un tema de maestría, una innovación

Sandoval Barbosa Rodrigues, Gerente de Investigación y Desarrollo de Cisa, es el nombre detrás del dispositivo de Cisa que llamamos Air Detector. La innovación fue fruto de una investigación de maestría, en la que el profesional estudió el efecto de los gases no condensables (GNC) en el proceso de esterilización a vapor.

Para fines de alineación, se llaman GNC aquellos gases que no pueden ser licuados por compresión, o sea, no pueden volver a ser líquidos en el rango de condiciones de temperatura y presión utilizadas durante el proceso de esterilización por vapor saturado. Así, estos gases, en su mayoría oxígeno, dióxido de carbono y nitrógeno (que también compone el aire atmosférico), pueden impactar negativamente en la esterilización de materiales en la autoclave.

Todo esto se basa en la literatura, siendo que la EN 285 (2016) especifica la calidad del vapor saturado. La regla es simple: en palabras de Sandoval, "si no tenemos calidad en el vapor saturado (que es el propio agente esterilizante que utilizamos en el proceso de esterilización), no tendremos esterilización".

Para entender mejor, de acuerdo con la norma, para cada 100 ml de gas condensado, 3,5 ml (o 3,5%) es el límite definido para los GNC. Por encima de eso, se puede tener riesgo en el proceso de esterilización. Este criterio se determinó en la norma tras experimentos de un detector de aire en 1960.

"El peligro relacionado con los GNC ha sido subestimado", explica Sandoval, que se sorprendió cuando, durante su investigación, encontró en la literatura la información de que los mejores indicadores químicos y biológicos del mercado no señalan la presencia de un contenido de GNC de hasta 10%, mientras que otras literaturas afirmaban que el 1% podría perjudicar la esterilización en materiales porosos o con lúmenes. El gerente de investigación y desarrollo encendió la alerta roja y fue detrás de la respuesta a la pregunta:  

¿Cómo podemos detectar la presencia de GNC en las autoclaves a vapor?

Es importante resaltar que son varias las formas de prevención contra GNC, como por ejemplo, calibración y mantenimiento preventivo de las autoclaves. Sin embargo, si el equipamiento tiene un detector de aire, el proceso es más seguro.

Es importante recordar que, de acuerdo con la ABNT NBR ISSO 17665-2 (2013), las diferencias entre la temperatura de control del punto de referencia y la temperatura teórica calculada a partir de la presión de la cámara pueden no ser adecuadas para detectar los pequeños volúmenes aire e impedir la penetración de vapor. 

¿Recuerda la norma ABNT NBR ISO 17665-1:2010 citada al principio? Esta prevé el uso de un aparato integrado a la Autoclave para detección del aire que perjudicará la esterilización de materiales, ¿no? Pues bien, durante los más de mil ciclos de esterilización realizados en el laboratorio de la Cisa, y basándose en cálculos de la literatura, Sandoval desarrolló el Air Detector.

¿Qué es el Air Detector?

El Air Detector es un dispositivo que opera durante el ciclo de esterilización y que asegura que un exceso de aire (y/o gases no condensables) no permanece al final de la fase de eliminación de aire en cantidades que afectará el proceso de esterilización.

Por regla, las autoclaves de forma general ya hacen una detección de GNC a partir de un determinado nivel. Sin embargo, Sandoval explica que el Air Detector de Cisa detecta pequeños volúmenes de GNC, ya que calcula la diferencia de letalidad microbiana entre el control de temperatura principal y el detector que tiene una impedancia a la remoción de aire y penetración de vapor definidas para el proceso.

De acuerdo con parámetros establecidos por ciclo, gases no condensables residuales de la cámara que pueden afectar la esterilización son identificados. Cuando esto ocurre, el Air Detector, por estar integrado a la autoclave, cancela automáticamente el ciclo de esterilización, es decir, no libera la puerta del lado de descarga, exigiendo, con ello, el reinicio del proceso y haciéndolo más seguro. Además de esta seguridad, el dispositivo promueve productividad y ahorro de utilidades, pues la falla es detectada ya al inicio de la fase de esterilización. Así, la energía y el agua que serían consumidas hasta el final del ciclo se ahorra.

Otro importante diferencial del detector de gases es que, diferente de la prueba Bowie&Dick que monitorea sólo el primer ciclo del día, el detector monitorea cada ciclo de esterilización. Esto es muy importante porque durante el día los acontecimientos adversos pueden presentar riesgos al proceso de esterilización.

Para comprobar la eficiencia del dispositivo, Sandoval cuenta que además del estudio de dos años en el laboratorio de Cisa, el Air Detector fue integrado a la autoclave a vapor del Hospital Dona Helena, ubicado en Joinville (SC). El hospital pasó a ser el primero en Brasil a poseer una Autoclave con ese sistema.

Air Detector: testimonio

Suelen Schtiguel Serpa, Enfermera de la CMEdel Hospital Dona Helena, cuenta que cuando el equipo de CME entendió que cualquier burbuja de aire sería un obstáculo para obtener un material 100% estéril, los profesionales de la central conmemoraron la instalación del Air Detector.

En segundo lugar, la implantación del dispositivo fue tranquila. "El equipo Cisa siempre nos mostró los resultados, cómo funcionaba y lo que podríamos hacer para mejorar nuestros procesos. El resultado fue perfecto", cuenta Suelen.

 

Importante destacar que el Air Detector está diseñado para esterilizadores con proceso de esterilización por vapor saturado.

Quer receber nosso conteúdo?
Cadastre-se abaixo

x